La maldición de la familia Robles

La casa marcada con el número 9 de la calle ancha, no tiene buena fama en el barrio. Las señoras al pasar frente a ella después de las compras matutinas, se hacen la señal de la cruz para alejar a los malos espíritus.

Entrada destacada

El demonio arranca piel

Oye una palabra, mientras se ducha, mientras, distraído, come, o se viste, o ve una sombra huidiza, o siente mientras camina a oscuras porque es su casa, sin tropiezo, hacia otro cuarto, un contacto en su brazo, una corriente de aire, un aliento...

Perfectos

Ahora vivo desterrado en un mundo que yo mismo diseñe, un lugar que yo inventé para ser perfecto, ¿por qué lo hiciste?, me gritan los cadáveres de todos aquellos pequeños tirados en la calle...

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto: